Ver venas en la Rápita

13 07 2009

gertrudis_politica_jpg

La verdad es que las verbenas de la Rápita nunca han sido gran cosa. Más bien son aburridas. Es más, ni siquiera son unas verbenas. Yo sinceramente os recomiendo que no vayáis. Pero, si a pesar de todo no queréis hacerme caso, este sábado 18 julio (fecha del alzamiento) Marién y Tolo hacen la tradicional fiesta en la que cada invitado lleva escrito a rotulador su nombre en una copa de plástico en la que cabe exactamente un whisky (este es el reclamo más grande de la noche) y después a la vorera de la mar tocan los infaustos Pelillos. Venga, cojones, animarse, que parece que tenéis cáncer de colon!