Made in China

9 11 2008

head on

Tras siglos de innumerables copias de productos orientales por parte de la civilización occidental como: papel, pólvora, paraguas, brújula, reloj, pasta y la pintura fluorescente (sin la cual los 80’s no hubiesen sido lo mismo), se giró el pastel y nuestros amiguitos chinos se pusieron las pilas en reproducir sistemáticamente todos los productos occidentales de éxito para venderlos por la mitad de su precio original y pasarse por el foro todo tipo de patente y derecho de autor por el forro.

Cai Guo-Qiang en “Head On” (lobo saltarín para el que no sepa inglés) recuerda a las obras de la estrellita del arte británico Damien Hirst (http://www.whitecube.com/artists/hirst/) pero en esta ocasión según mi opinión, no se trata de un producto de un todo a 100 donde la cualidad es una mierda, sino que va más allá jugando con la narrativa en la obra, alejándose de la visión cruda y fría que impera en el arte institucional. Los grandes maestros de la copia demuestran que pueden mejorar la producción occidental, aunque el 95% de ellos hayan estudiado en reconocidas universidades europeas siguen siendo chinos, y como el turrón del Almendro vuelven a casa por navidad para hacerse cargo de toda la producción que salga de las fábricas del gigante asiático.

Para aquellos que están sensibilizados con la fauna animal, tranquilos! (Cris que no cunda el pánico), los lobos no han salido de los bosques de la provincia de Guangdong ni han sido confeccionados por un experto taxidermista de técnicas milenarias. Los canis lupus salen del pueblo del artista chino donde se dedican al arte del trampantojo, vamos que los niños de 6 a 12 años dedican su tiempo libre (reunidos en una zona industrial durante 14 horas diarias) a confeccionar animalitos de pega.

más información del figura: http://www.caiguoqiang.com/project_detail.php?id=244&iid=1187

Jandro