Keth Richards se esnifó las cenizas de su padre (y además tiene bigote)

4 04 2007

“¿La cosa más rara que he intentado esnifar? Mi padre, esnifé a mi padre”, declaró a la revista británica New Musical Express (NME). “Él fue incinerado y yo no pude resistirme a mezclarlo con un poco de cocaína”, contó en la entrevista. “Bajó bastante bien y todavía sigo vivo”, añadió, asegurando que “a él no le hubiera importado”.070404103008_7dtlopva0_el-guitarrista-de-los-rolling-stones-keith-richarb.jpg